domingo, 10 de febrero de 2013

Reseña de "El dibujante", el primer volumen de la trilogía "Maga, el final del tiempo".



Acabo de terminar la lectura del primer libro de la trilogía Maga, concretamente, el volumen titulado “El dibujante”.

En un principio, el libro nos parecía una biografía encubierta del dibujante Manuel Gago García, pues al protagonista, Luis Lafuente, le suceden experiencias vitales muy parecidas, cuando no idénticas, a las del famoso dibujante mencionado. Es el mayor de cinco hermanos y su padre está impedido para trabajar, por su enfermedad y por su pasado en el ejército republicano. Luis Lafuente, al ser el mayor de los hermanos, tiene la responsabilidad de sacar adelante a toda la familia, lo que condicionará enormemente su manera de trabajar y su producción tebeística. La avaricia que muestra su editor Nicasio Paganones tampoco tendrá límites. Llegará a registrar a su nombre los personajes concebidos por Luis Lafuente y le chantajeará imponiéndole una serie de contratos leoninos, los cuales Luis no tendrá más remedio que aceptar agobiado por sus circunstancias personales y familiares.



Como decía, las líneas vitales de Manuel Gago en la vida real y de Luis Lafuente en la ficticia, parecen correr paralelas, pero terminan divergiendo en muchos aspectos. A Luis le sucede una experiencia con su esposa bien avanzada la lectura de la trama que hace que se pierda buena parte de la empatía que nos había producido este personaje desde el principio. Su final tampoco tiene nada que ver con el de Manuel Gago, afortunadamente.

Pero no es esta la única historia que se nos narra en esta obra. En la misma se producen frecuentes saltos temporales. Por un lado asistimos a la historia de Luis Lafuente desde principios de los años cuarenta, por otro presenciamos un horrible crimen ocurrido en los años setenta y en la tercera línea narrativa ubicada en la actualidad se nos presenta a Maga, una joven abogada cuyo secreto fin en la vida es aclarar las circunstancias del crimen antes mencionado. Por tanto, estas tres líneas narrativas componen un puzzle cuyas piezas imaginamos que irán encajando en la segunda y tercera parte de la trilogía.

También hay que hacer mención, de otra manera la reseña del libro quedaría coja, al especto esotérico que está presente durante toda la obra. En determinados momentos ese aspecto es tratado con humor y fina ironía, como las apariciones de San Judas Tadeo y otros compañeros del santoral, y en otras partes de la obra son más relevantes, pues el personaje Maga es condicionada por seres de otra dimensión que se le aparecen, guían y aconsejan.

Estamos deseando leer las dos siguientes partes de la trilogía, pues es una lectura que ha conseguido engancharnos. Una vez que se empieza a leer, es muy difícil parar, pues el interés y la tensión se mantienen hasta el final.

Eso sí, quisiera hacer una reflexión final tras la lectura de este volumen. Aunque me ha gustado, a mí lo que personalmente me gustaría es leer una biografía novelada de Manuel Gago García con datos y nombres reales, si puede ser, y despojada de elementos esotéricos y sexuales, que pueden ser adecuados para una obra de la naturaleza de la presente, que no es una biografía, pero no para la hipotética obra realista y biográfica anhelada por mí como admirador y seguidor del citado dibujante.

Para más información sobre esta obra haced clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada