martes, 1 de mayo de 2012

Manuel Gago, por Valeriano Belmonte (IX)

La Editorial Maga
Valeriano Belmonte.


El Día de Albacete 23 de enero de 2011

Cuando murió Manuel Gago, Correos y Telégrafos habían trasladado sus dependencias a Dionisio Guardiola (antiguas Graduadas),tras infinidad de décadas ejerciendo sus funciones en solitario y fusionados y unidos desde 1978 ( de eso escribiré ampliamente en el capítulo correspondiente ). Y allí, en el edificio escalonado para aprovechar al máximo la luz solar, comentaba la desaparición de mi ídolo junto a mis compañeros Juanita Picazo, Abilio Villar, Agustín Rubio, Paco Vázquez, Miguel López, Paco Sánchez "El Quijote", Paco Blanco, Antonio Garay, Pepe Ortega, Encarnita Piñero, muchos de ellos igualmente admiradores del malogrado y famoso historietista. Y repartiendo por las calles Benavente, Espoz y Mina y Daoiz encontraba a mis amigos Paco Gómez y Antonio Aparicio, forofos del supremo creador de buen número de las series de aventuras de la postguerra y hablábamos de la muerte del genial e inimitable artista del noveno arte.


Aparqué mi vespa gris y les recordé lo que ambos sabían, que el inolvidable vallisoletano había gestado cantidad de cuadernitos apaisados para la Editorial Maga, empresa que nació en 1951 inmediatamente después de "Garga".En la novedosa fábrica de tebeos colaborarían los hermanos José y Leopoldo Ortiz, conductores de las prestigiosas sagas de "Dan Barry el Terremoto", "terciopelo Negro", "El Renegado", "Juan Bravo y sus chicos", "Balín ", "Carlos de Alcántara"...y aportaron su extraordinario granito dos maestros de categoría: Luis Bermejo y Miguel Quesada,"padres adoptivos" de "Apache ", "Roque Brío","Pacho Dinamita ", "Tony y Anita" y "Pequeño Pantera Negra ".

Pero voy a dedicarme por entero a los personajes elaborados por Gago en Maga, el primero de los cuales fue "El Pistolero Justiciero ", realizada "prácticamente", como diría mi imborrable colega Ramón Alfaro, a pincel, una osadía para la época y que alternó con "Leyenda y Fantasía" y, por supuesto, con los titanes de Valenciana. Paco y Antonio, asiduos a la puerta del cine Capitol, al mercadillo de cómics domingueros, me contaron que poseían parte del material confeccionado por el "progenitor" de "El Guerrero del Antifaz "...y yo les dije que no podía demorarme... porque portaba en los bolsillos y en la cartera postal y telegráfica en aquel frío enero de 1981 telegramas y giros que esperaban como agua de mayo "Valdés y Compañía", la Automecánica Albacetense, "Albasa", la sala de fiestas "La Herradura", "Industrias Robot", la Casa de Misericordia, Pascual Iñiguez el botero y Mario Gómez, el generoso y añorado dueño de la tienda de cuchillos y navajitas de Feria, 5O, vecino del afable Pascual, hijo de el legendario Miridio Moreno ( Mario tuvo la gentileza de dejarme varios tomos de la revista "Fotogramas" para tomar notas cinematográficas ya que estaba enterado de la pasión que un servidor sentía y siente por el séptimo arte )...y apretando el puño de la moto tornaban a mi memoria los episodios de "El As de Espadas" que coleccioné cuando asistía al colegio San Francisco.
Esta historia ambientada en el Londres brumoso de 1710 me fascinaba...y entre lecciones de Gramática, Geografía e Historia disfrutaba con César , el soberbio espadachín, con los graciosos payasos y trillizos "Beppo", "Ceppo " y "Ceppo" y con las bellas Irene Grey, Laura, Alicia y Diana ( mi favorita era Irene, la hija de "Arlequín "que se marchaba de la casa paterna y de su amado "As de Espadas"...y volvía en el último minuto de la apasionante trama ).

Al finalizar la aventurilla surgió "El Capitán España " y a él me afilié en 1955 a la vera de Fray Gustavo, enamorado platónicamente de la "Escarlata " o Vivien Leig de "Lo que el viento se llevó "...y de los tebeos.

Y aterrizaron en nuestro País los productos americanos...y degustamos queso de corte parecido al de bola, mantequilla, causante del ingreso en urgencias de la esposa de un policía armada por el atracón que se dio, y bebimos leche en polvo...y los chavalitos continuamos con el infatigable Gago a través de "El Paladín Audaz ", "El Club de los Cinco", "puño de Hierro" y "El Capitan Valiente", cuatro series nacidasen 1957 ¡ increíble ! -¿ cuando dormiría Manuel Gago, si es que lo hacía ?... y acto seguido "Marcos", el super héroe de los espacios interestelares...y el regreso a la prehistoria y a la mitología con "Piel de Lobo", Luana, el mago Garú, la loba "Buma" y el águila acorazada, peripecia tebeística que se sale de las normas establecidas y triunfa plenamente con las esfinges egipcias, los hombres tritones, los canguros boxeadores, el minotauro, la ballena,las sirenas...y la fantasía desbordada de Gago y su guionista."El

Aguilucho", "Castor", "El Cruzado Negro ", "Hombres Heroicos", "Jim Alegrías " (de esta serie, la encantadora Teresa Quesada, viuda de don Manuel, me regaló páginas originales que conservo como oro en paño en el mejor rincón de mi archivo del tebeo )... y en el ocaso del cuaderno de aventuras todavía, Gago puso en órbita "El Caballero Valor " y "La Cuadrilla Terremoto"...y dibujó cromos con su brillo acostumbrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada