martes, 16 de marzo de 2010

Miguel Delibes y los vallisoletanos.

La razón depublicar este artículo en Voto a bríos es doble; por un lado se rinde homenaje al recientemente fallecido Miguel Delibes y por otro se cita a Manuel Gago (principal leiv motiv de este blog) paisano del citado escritor,  recordado y alabado por el autor del escrito, Valeriano Belmonte.

Miguel Delibes y los vallisoletanos
Por Valeriano Belmonte.
16 de Marzo de 2010.


Ha muerto Miguel Delibes, escritor universal, premiado y aclamado por los críticos más exigentes. Su obra, extensa y magnífica, ha traspasado las fronteras y ha calado profundamente en la Literatura y en el Cine (Antonio Mercero adaptó 'El Príncipe Destronado' y lo convirtió en 'La Guerra de Papá' allá por 1977, alcanzó fama y reputación). Delibes, con la medalla de oro e infinitos galardones, se ha marchado tranquilo, rodeado de los suyos en su tierra natal, en su trocito de Castilla, con su gente sin ver la bandera ondeando a media asta, ni sentir el repiqueteo de las campanas en su honor. El 'Maestro Ecologista', el andariego, el eterno enamorado de los campos, el hombre fascinado por la pradera, el caminante afable y encantador, el ser sensible y creativo, autor de 'El Hereje' y de infinidad de títulos... Don Miguel, apasionado y soñador, luchador y paladín...

Valladolid ha dado lumbreras de categoría y algunas de ellas han visitado la capilla ardiente para decirle adiós al Genio de las letras... Concha Velasco, vallisoletana de primerísima línea, rindiéndole el último tributo a su magno paisano y, posiblemente, la gran Aurora Bautista, la de Villanueva de los Infantes, que se metió en las pieles de Juana La Loca y Agustina de Aragón dirigida por Orduña, se halle cerca del entrañable e ilustre castellano, que ya se habrá reunido en la Gloria celestial con otro icono de la provincia española de hermosos paseos, Palacio de los Reyes, cuna de Felipe II y exquisita catedral. Me refiero a don Manuel Gago, el 'padre adoptivo' de 'El Guerrero del Antifaz' y de cincuenta series de cuadernos de aventuras que han merecido ser reeditadas y puertas al día.

Miguel Delibes en olor de multitud... y esos vallisoletanos que añoramos y llevamos muy dentro del corazón.
Valeriano Belmonte.
 
Extraído de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada